viernes, 28 de septiembre de 2018

Osteopatía en niños/as

Osteopatía en bebés


           A continuación les hablaremos acerca de todo lo relacionado con la osteopatía en bebés, solamente con estos pequeños, ya que más adelante le dedicaremos una entrada a la osteopatía en niños/as.

        La osteopatía, que data del siglo XIX, es una terapia holística que pretende devolver la movilidad a cualquier tejido que presente una disfunción y que ésta repercuta en el buen funcionamiento del sistema músculo-esquelético, visceral, articular, vascular, nervioso y/o membranoso.  

            Es por esto y por la gran variedad de técnicas que se pueden utilizar, una gran parte de ellas de una suavidad extrema, que se puede aplicar en embarazadas, bebés y adultos de avanzada edad.




¿Qué hace un Osteópata la primera vez que ve a un bebé en nuestra consulta?


  En un ambiente agradable, con buena temperatura y permitiendo la lactancia materna o artificial en cualquier momento de la sesión si se estima oportuno se realiza la entrevista con los padres o tutores que acompañen al niño/a o bebé sobre aspectos determinantes como son:

    
Cómo fue el embarazo:

-         -  En qué posición uterina pasó la mayor parte de éste

-         -  Si se movía o no durante la gestación

-   - Qué parámetros y resultados obtuvo durante la gestación en las visitas-ecografías realizadas durante éste (aproximadamente)

-          - Sensaciones en el embarazo de la madre


      Relativos al parto:

-        - Cómo fue el trabajo del parto

-        - De cuántas semanas fue el parto

-Si hubo inducción o cesárea, uso o no de epidural

-          - Si hubo instrumentalización (fórceps, ventosa, etc.) o no

-         -  El tiempo de trabajo aproximado de la dilatación y del expulsivo

-         -  Otros aspectos (test de Apgar, si hubo meconio o no, etc.)

-         -  Sensaciones de la madre durante el parto

Cómo se encuentra el bebé:

-          - Actitud general (tranquilo, inquieto, tipo y frecuencia del llanto)

-          - Cómo descansa (tiempo de sueño, si es agitado o no, etc.)

-          - Cómo es la lactancia (cómo succiona, posición al mamar, frecuencia de tomas, etc.)

-         -  Cómo son las “cacas” y el pipi

-          - Cuál es su postura predominante (de la cabeza y resto del cuerpo)

-       - A medida que son bebés de más edad, como va el desarrollo neuromotor, según en qué fase se encuentre (volteos, posturas de sentido, glúteo), cómo los realiza, asimetrías,etc

A los Osteópatas nos interesa mucho tanto el aspecto emocional (inestabilidad, llanto) como el visceral (estreñimiento o no, etc.) y observaremos sobremanera en la exploración la asimetría postural y la movilidad de los tejidos al palparlos.

      Una vez realizada la anamnesis (entrevista) y recopilada toda la información de interés (si existe alguna prueba médica nos interesa su contenido) pasaremos a la exploración.

      Según la edad del bebé realizaremos la inspección ocular en la camilla (a los más mayorcitos los observaremos al ponerse de pie, caminar e incluso cómo saltan o corren.

 Después exploraremos manualmente la capacidad de moverse de los tejidos desde el plano más superficial (fascias superficiales) hasta planos más profundos.

      Zonas de especial interés son:

Pies (articulaciones retro-pie y ante-pie)


-Tibias (si existe tibia vara o son asimétricas)

-   - Caderas (realizaremos maniobras exploratorias para cerciorarnos si existe o no sospecha de una posible displasia de cadera).

-   - Observaremos con gran detenimiento si existe asimetría en miembros inferiores, pliegues inguinales y glúteos, caderas, posición femoral ...
         - Tronco y miembros superiores

-      -   Posición cuello y cabeza ( existe una especial observación a la musculatura del cuello por existencia o no de posible tortícolis   y/o tendencia a colocar o imponer una posición mantenida de apoyo sobre  una parte de la cabeza o  con giro mantenido cuello lo que conllevaría consecuencias como plagiocefalias u otras disfunciones craneales )

-        - Palparemos con especial interés la zona abdominal para ver si existe poca movilidad o retracciones que justifiquen problemas viscerales tales como el estreñimiento o cólicos.

También comprobaremos que el movimiento a nivel craneal sea correcto,  sobre todo simétrico.

 La tensión o hipomovilidad a nivel membranoso (duramadre) justifica, en un porcentaje muy alto en la clínica, y en  un gran número de casos, la tendencia a la hiperexcitabilidad del niño y la disfunción a nivel digestiva.

Cólicos del lactante y estreñimientos en bebés pueden estar justificados por una compresión, a nivel del agujero rasgado posterior, del X par craneal (encargado, entre otras cosas de que funcionen correctamente y de forma equilibrada las vísceras) e incluso a veces, esta compresión favorece la imposibilidad de realizar periodos de sueño más largos tan necesarios para un correcto desarrollo del bebé.

Realizaremos al mismo tiempo las maniobras para corregir dichas disfunciones y la re-evaluación de éstas para comprobar que existe una mayor movilidad y simetría.

Es posible en muchos casos “instruir” a los padres en la realización de alguna técnica sencilla para reforzar el tratamiento realizado en consulta, siempre que sea fácil de realizar y no conlleve ningún riesgo para el bebé.

Todas son técnicas suaves, indoloras y sin efectos secundarios negativos, por lo que no existe ningún peligro para el bebé (ver siguiente apartado: ¿somos de fiar los Osteópatas?).

En nuestra consulta es posible realizar parte del tratamiento durante la toma en caso de lactancia materna y en algún caso durante la toma de biberón (incluso a veces nos revela como realiza la succión el bebé, si es correcta o no, si el bebé hipersolicita de forma importante a nivel fascial en algún otra zona del cuello, mandíbula, etc.).

Según el caso se citará al bebé en unas semanas y se re-evalúa de nuevo, tanto los signos vegetativos (disminución de cólicos, sueño,  número deposiciones por día etc.) como del aparato locomotor (asimetrías craneales, de extremidades, caderas, pies, etc.).

Tras esta segunda visita se plantea el plan de tratamiento apoyado o no en el domicilio por los padres o tutores.


Preguntas frecuentes

 


¿Es de fiar un Osteópata?



La realidad actualmente es la siguiente: los Osteópatas que más formación académica tenemos  sobre Osteopatía Infantil somos los titulados universitarios en Fisioterapia (4 años universidad) que hemos cursado post-grado en Especialización Manual Osteopática (6 años, 5 actualmente) en la Escuela española que más reconocimiento tiene a nivel europeo, la Escuela de Osteopatía de Madrid.

Cada vez existen más publicaciones y artículos que demuestran la eficacia o validez de técnicas o test Osteopáticos con el método científico.

            Es necesario estar bien informado para opinar al respecto. Es necesario que el terapeuta Osteópata esté bien formado y que demuestre la seriedad y validez de sus conocimientos con resultados en la práctica clínica.

            Los Fisioterapeutas y Osteópatas que llevamos más años de experiencia en Osteopatía infantil tenemos una amplia base de datos que demuestran la eficacia del tratamiento.

            No es la panacea, ninguna terapia lo es. Pero en esta consulta opinamos tras 21 años de experiencia que, es recomendable en cualquier caso que sea posible comenzar siempre con el uso de terapias menos cruentas hasta que , en caso de no haber resultados en un plazo corto de tiempo se utilicen las más cruentas o con más efectos secundarios (incluida la medicación).




¿Existen efectos secundarios graves?


            Cuando las técnicas Osteopáticas son ejecutadas de manera correcta, siempre por un Osteópata bien formado, NO EXISTE ningún efecto secundario indeseable ni grave.

¿Qué puede pasar después de una sesión Osteopática?


            La Osteopatía ayuda al cuerpo a reequilibrarse. Es por esto que en un gran número de ocasiones se estimule los mecanismos de autorregulación, por lo que puede haber un efecto pasajero de parasimpaticotonía o relajación profunda.

           

La mayoría de los  niños, tras la sesión osteopática están más relajados o incluso somnolientos, hacen más caca (los estreñidos)… Sin embargo, en otras ocasiones no se observa este hecho y el bebé está completamente normal en cuanto a reacciones vegetativas de este tipo.

¿Cuánto dura una sesión? ¿Cuántas sesiones se necesitan?

         La sesión en nuestra consulta dura aproximadamente una hora. El número de sesiones se determina en función de la evolución del niño en las primeras sesiones, de los síntomas por los que consulta (una plagiocefalia hay que vigilarla durante los dos primeros años, sin embargo hay cólicos y estreñimientos que se resuelven en 2 o 3 sesiones). 

  El tiempo entre sesiones también dependerá de la gravedad del síntoma y de la colaboración de los padres o tutores.
            
  Al ser una revisión tan completa de todos los tejidos, se recomienda visitar el Osteópata una vez justo después del nacimiento (con pocas semanas) y en caso de observar y tratar asimetrías estructurales en los picos de crecimiento.

           
  Si existen actitudes escolióticas o escoliosis estructuradas de importancia habrá que llevar un seguimiento apoyado en técnicas fisioterapeutas de reeducación (RPG, Schrotch,etc).



Cuando duele más de un sitio a la vez

Una paciente llegó a mi consulta aquejada de dolor cervical que se irradiaba a su brazo derecho y que le dejaba "dormidos" los dedos anulares y meñique.

Además le dolía la cabeza como si le presionaran la frente y las sienes.

Por otra parte estaba estreñida y no descansaba bien (se levantaba muy cansada por las mañanas, independientemente de las horas que durmiese).

Para terminar, me contaba que le dolía mucho la zona lumbar y se le irradiaba hacia la nalga y el muslo derecho por detrás.

Un osteópata se enfrenta continuamente a pacientes polisintomáticos que son tratados "a trozos" por otros terapeutas y/o médicos (si les tratan la zona cervical no les tratan al mismo tiempo la zona lumbar) o con medicamentos que pretenden acallar el síntoma "dolor" o "inflamación sin pretender averiguar de donde vienen o porque se han producido.

Nosotros, los osteópatas, tenemos en cuenta además los signos vegetativos que describe la paciente, como son la falta de descanso o el estreñimiento.

En cualquier caso, tenemos en cuenta todos los síntomas, exploraremos al paciente y elaboraremos una "hipótesis" de cadena lesional comenzando a tener en cuenta como origen las primeras hipomovilidades por donde empezó todo, o lo que es lo mismo las zonas en las que aparecieron las primeras pérdidas de movilidad o funcionalidad y que provocaron que el cuerpo fuera compensando, en otras zonas del cuerpo, hacia arriba o hacia abajo para poder seguir sobreviviendo.

Esta paciente presentaba a la exploración una aparente "dismetría" pudiendo haber una "supuesta" pierna corta derecha, una hipomovilidad, una disfunción del sacro en torsión a la izquierda sobre el eje derecho, TID, es decir, su piramidal derecho estaba muy acortado.

Estos dos aspectos justificaban mediante una cadena ascendente que, a través de la tensión de la duramadre (que no es elástica sino inextensible) compensara a nivel del occipucio a la derecha (Leyes de Martindale y Fryette).

A nivel craneal existía un cierre del agujero rasgado posterior derecho (hecho que dificultaba el drenaje venoso de la circulación craneal y justificaba en parte las cefaleas tensionales).

Todo esto se agravaba ante el hecho del estado simpaticotónico vegetativo, puedes leer más sobre la simpaticotonía AQUÍ, predominante en el paciente. Esto quiere decir lo siguiente:

La paciente estaba la mayor parte del día y de la noche en estado de "alerta", lo que activa a sus sistema nervioso simpático y provoca que:

- Apriete los dientes (el bruxismo aumente la presión en las suturas y membranas craneales).
- Respire de forma agitada y superficial (acorta la amplitud diafragmática y el tendón central, bloqueando la zona dorsal alta - D3, D6- y baja - D12, D4-).
- Dificulte el funcionamiento correcto visceral (plexo solar) y de ahí, en parte, el estreñimiento.
- Aumente el estado "vigil" (el sueño no es reparador).
- Etc...

Nuestro objetivo era, entonces, en una primera sesión corregir las disfunciones primarias y dejar varias semanas para la autocuración (Ley de Still).

Por ello, trabajé con mi paciente a nivel de la pelvis (conversión de la torsión del sacro, bombeo del psoas, músculo-energia del piramidal, técnicas de apertura de la válvula ileo-cecal, neuromuscular en isquiotibiales y masa sacro-lumbar a la derecha...).

Manipulé dorsales altas y medias, trabajamos su diafragma, toda la cadena antero-interna de cervicales y miembro superior derecho.

Y, por supuesto, en la misma sesión trabajamos a nivel craneal, suboccipitales, maseteros y toda la osteopatía craneal necesaria para corregir las disfunciones encontradas y con técnicas globales la simpaticotonía.

Durante el tratamiento intento siempre dar herramientas para el manejo de la vida diaria en cuanto a gestión y coherencia de su fisiología, sobre todo en lo que concierne a bajar el tono de alerta.

La paciente evolucionó favorablemente y, al cabo de unos días mejoraba de la sintomatología periférica en MS y MI. Siendo esta mejoría extensiva en sesiones posteriores hasta que presentó en dos-tres sesiones una desaparición casi completa de su sintomatología.